miércoles, 17 de diciembre de 2008

La Piedad

Este material es extrido de un Powerpoint que me lo envio mi madre sabieno la admiracion que siento por este artista y esta escultura en particular, queria compartirlo con ustedes de una forma diferente, espero lo disfruten como yo.




Hace unos años fui una exposición de más de cien fotografías en blanco y negro de Robert Hupka (marzo a abril del 2000). La web es esta: http://193.48.70.125/arstella/en/sommaire/index.dim

Este hombre obtuvo permiso para fotografiar durante toda una noche La Piedad. Hizo cientos de fotografías desde todos los ángulos, subido en andamios, de todas las formas posibles. La exposición tuvo lugar en La Capilla del Obispo, en un entorno íntimo, en semipenumbra, con música de cantos gregorianos de fondo. En un silencio absoluto. Las fotografías, todas en blanco y negro. Todo invitaba a la oración profunda... La exposición se hizo en la Capilla del Obispo con motivo de su reapertura al público tras su restauración, un entorno magnífico. Todo el mundo recogido y contemplando la grandísima belleza desprendida de esas fotografías. Creo que fui 3 ó 4 veces a ver esa exposición.

Hace unos días quise buscar en la web noticias de este fotógrafo y hallé todas estas fotografías, por lo que he hecho la presentación siguiendo un poco el criterio que él mismo eligió al hacer la exposición. El color de fondo, la música... Eso fue lo que encontré allí, un silencio sobrecogedor. Sólo tenéis que clickear cuando hayáis acabado de ver cada diapositiva, no he querido hacerlo automático para que se dé tiempo a la reflexión...

Cuando Robert Hupka fue preguntado acerca de la contemplación de La Piedad, él respondió:

"por primera vez en mi vida me encontraba ante la verdadera grandeza".

Fue impresionante la exposición. Yo he trasladado a esta presentación sus fotografías. Ese hombre tuvo un privilegio increíble, algo que, manifestó, había cambiado sustancialmente su vida.

Las fotografías fueron tomadas después de la agresión que sufrió la cara de la Virgen. Alguien con un martillo la golpeó y le rompió también un dedo. Se notan los daños sufridos...

Pues eso es todo, que quería compartir con vosotros algo que me quedé haciendo el otro día... Me quedé tan a gusto...










































Al ser preguntado Miguel Ángel por qué esculpió el rostro de la Madre tan joven como el del Hijo respondió:

“Las personas enamoradas de Dios no envejecen nunca”

5 comentarios:

Cabalayka dijo...

Ahora salgo de visitar tu museo virtual y me encuentro con esta maravilla...Toda una experiencia iniciática y mística la de este fotógrafo...es obvio que quedó impregnado en sus misterios....no es para menos...tan solo contemplarla ya entras en estado de gracia...
Es una de mis esculturas favoritas..y tuve el honor de visitarla y admirarla, en directo, en toda su magnificencia. Cuanta alegría siento al poder contemplarla de nuevo...es especial...única. Es como si la divinidad se dejara ver...ante tus ojos...como si te mostrase todo el amor, toda la piedad que alberga para el género humano y al mismo tiempo nos ofrenda su bien más preciado...Y todo esto solo comtemplando la fotografía....Este fotógrafo debió alcanzar el nirvana...fue tocado por la gracia. Engel, infinitas gracias por compartir...por mostrarme hoy uno de los rostros de dios....
Y....si, certeras palabras...con los años que arrastra mi espalda...ahora me siento un bebé...GRACIAS, AMIGA.

Jim dijo...

Visité el Vaticano el año pasado y pude verla cara a cara. Es impresionante, es indescriptible, increíble. Y aunque el cristal blindado que pusieron hace un par de años (por culpa de un loco que la golpeo con un martillo) es un incordio, no influyen para el disfrute de tenerla a escasos 2 metros.

Como anécdota te contaré (aunque si te gusta tanto a lo mejor ya la conoces), que es la única obra firmada del Gran Miguel Ángel, ya que después de este reconocimiento no tuvo que firmar ninguna más. Esto era porque siendo tan magnífica una obra, solo podía ser de él.

La pared de la capilla Sixtina del juicio final también es increíble. . .cada “figurita” que hay pintada mide unos 2 metros! Me quede de sin palabras. . .y eso en mi es difícil: con lo que me gusta hablar!,jajaja

Besos.

ENGEL dijo...

Si, que maravilla que puedan haberla visto de tan cerca. Es un privilegio que no todos hemos tenido, ya que es una materia pendiente en mi, poder visitar la Capilla Sixtina con todo lo que encierra espiritual y artísticamente.

Ojala pronto pueda ir, ya que mi madre vive en Valencia y espero algún día cuando la visite no perder ese momento qué durara toda la vida cuando frente a mis ojos tenga tal maravillosa obra.

Desde muy chica y con tan solo 5 años ya esa obra representaba para mi algo especial, ya que estaba en un póster muy grande donde estudiaba Dibujo y mas tarde Pintura. Cada vez que llegaba me quedaba viéndola sintiendo en mi pecho algo especial y durante el correr de los años en ese Taller de Arte, jamás deje de sentir esa paz que tiene la Virgen en su rostro y quedarme viendo esa imagen sin oír nada de lo que me decían. Solo éramos esa maravillosa obra de Miguel Ángel y yo.

Como me alegro de que les guste este post.

QUE LAS LUNAS LOS ACOMPAÑEN!!!

Jim dijo...

Muy guapo el cambio de look del blog!!,jejeje

Willow dijo...

Sobrecogedora escultura y obra magnífica¡ Privilegio ha de ser, poder apreciarla y tomarse todo el tiempo del mundo para para observar cada detalle...También para mí, visitar museos es un lugar al qué no puedo faltar¡

Felicidades y la luz te acompañe¡